miércoles, 30 de octubre de 2013

Panellets sin huevo





















Me encanta mi tierra "adoptiva". Cataluña está llena de bonitas tradiciones y porque no decirlo - tiene una excelente gastronomía. Estos días mi hijo está muy ilusionado con la Castañada y no para de cantar y hablarme de castañas y como no - de panellets. Este año ya no he tenido escapatoria y me he puesto manos a la obra - hemos hecho panellets sin huevo. Estos dulces son una autentica delicia y no pueden faltar a la cena de la Castañada. Estuve pensando mucho si hacer algo mas clásico, si hacer un poco de todo o simplemente hacer la adaptación que mejor me parecía. Al final no les he añadido ni patata cocida ni boniato como se suele hacer porque me resulta bastante raro incorporar estos dos ingredientes en un dulce, sobre todo la patata. Puedo deciros que estoy muy, pero que muy contenta del resultado porque han salido deliciosos y para nada he notado la falta del huevo. Esto sí, son laboriosos o mejor dicho necesitan su tiempo y cuando se tienen dos niños menores de 3 años en casa es lo que menos se tiene.


Ingredientes:

Para la masa base:
  • 500g de almendra cruda molida
  • 200ml de agua
  • 200g de azúcar
  • 100g de coco rallado
  • Ralladura de un limón
Para decorar y los diferentes sabores - piñones, almendra cruda en grano, cerezas confitadas, café/cacao, avellanas/almendras, sirope de fresa

Hacemos el almíbar poniendo a hervir el agua con el azúcar removiendo bien. Cuando rompa a hervir retiramos del fuego y dejamos enfriar. Para hacer la base mezclaremos 400g de almendra molida con parte del almíbar y la ralladura del limón hasta conseguir una masa compacta. Por otra parte mezclamos 100g de almendra molida con los 100g de coco y añadimos otro poco de almíbar hasta poder amasar y dejar una bola compacta. No es necesario dejar reposar las masas, son muy manejables desde el primer momento. De aquí empezaremos a formar los panellets de distintos sabores. En la red encontrareis una larga lista de variaciones - sabor café, cacao/chocolate, naranja añadiendo zumo y ralladura de naranja, de coco, con almendras enteras... Aun así me atrevo a decir que los panellets por excelencia son los de piñones. Si tenéis la oportunidad de probarlos hacerlo ya que son exquisitos.
El mazapán de coco separe en tres partes. En una añadí sirope de fresa (se puede poner un poco del almíbar de las cerezas) hice bolitas y decore con cerezas confitadas, en otra fideos de chocolate y la tercera deje limpia para hacer las rocas. Del mazapán limpio separe una pequeña parte a la que añadí cacao puro (se puede poner café), estos rebosé en azúcar glas y decore con un palillo con cacao.
Una vez hacemos la forma deseada con la masa base pasamos el panellet por el almíbar restante, rebozamos si es el caso y colocamos en la bandeja de horno. Para incorporar bien los piñones y las almendras picadas nos ayudaremos con las manos apretando bien y volveremos a pasar por el almíbar. Decoramos a gusto y horneamos hasta que estén dorados a 180-200 grados. Gracias al almíbar no quedan nada secos por dentro y tampoco llegan a ser demasiado dulces ya que la harina de almendra necesita poco para amasar bien. Nosotros ya estamos preparados para pasar la Castañada en buena compañía y con buena mesa, si os animáis hacer los panellets asar las castañas y preparar el porrón de moscatel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...