jueves, 28 de noviembre de 2013

Pan dulce de naranja





















Ya tengo esencia de azahar en casa. La compre para hacer el Roscón de Reyes y el Pannetone y a los dos aun no les he hecho fotos pero os prometo que en breve las tendréis, recetas sin huevo para que no falte nada en la mesa Navideña. Mientras tanto alguna tarde he tenido de estas salidas que te levantas y empiezas pero sin idea fija de que es lo que vas a hacer. Así salió este pan dulce Que ha sido todo un éxito en casa. Y bueno, también tengo que confesar que he caído en el pecado de comprarme una amasadora. Me encanta amasar a mano, lo he dicho en numerosas ocasiones pero no me pude resistir y la verdad es que van muy bien ya que te dejan la masa lisa y elástica en la mitad de tiempo que las manos. Os dejo la receta, amasada en la maquina pero a mano se podría hacer perfectamente solo que seria conveniente que uséis una espátula ya que la masa es pringosa. 

Ingredientes:
 
Pre fermento:
  • 100ml de leche
  • 50g de harina de fuerza
  • 10g de levadura fresca
Para la masa:
  • 400g de harina de fuerza
  • Zumo de media naranja
  • 100g de azúcar 
  • 70g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100ml de leche tibia
  • 20g de levadura fresca
  • Ralladura de dos o tres naranjas (solo la parte naranja)
  • Una pizca de sal
  • Dos-tres cucharadas soperas de esencia de azahar

Mezclamos los ingredientes del pre fermento y dejamos reposar tapados en un bol hasta que empiecen a salir burbujas. 
En un bol deshacemos la levadura fresca en la leche tibia,
añadimos el azúcar y removemos un poco hasta que se disuelva. A continuación añadimos el resto de ingredientes dejando para el ultimo la harina y empezamos el amasado. Para estas masas blandas y pringosas lo mejor es usar una espátula e ir cortando la masa. Si ya tenéis experiencia con los amasados podéis recurrir al amasado francés. En youtube encontrareis vídeos para visualizar mejor esta técnica. Yo en esta ocasión lo hice con la amasadora. El tema es conseguir una masa bien lisa y elástica. Dejamos reposar en un bol tapada hasta doblar su volumen.
 
                                 
Una vez haya levado le damos forma. En mi caso una trenza fácil ya que me quede sin tiempo porque mis peques se pusieron de acuerdo en despertar de la siesta a la vez. Decoramos a gusto (yo le puse unas cuantas gotas de chocolate y espolvoree con azúcar) y volvemos a dejar para su segundo levado hasta volver a doblar el volumen. Horneamos a 180grados en el horno previamente caliente. Dejamos enfriar por completo antes de cortar. El resultado es un bollo tierno y esponjoso como un bizcocho con un delicioso aroma a naranja y azahar perfecto para acompañar el café de la tarde o el desayuno. Lo podemos conservar tapado con papel de aluminio y el día siguiente esta aun mejor con textura mas similar a un bizcocho todavía. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...