lunes, 7 de julio de 2014

Pan de leche con beicon y queso























Ha empezado otro mes y con el llegan los retos de "Qué rico mamá!". Este mes Bea del magnífico blog Bea recetas y mas  ha sido nuestra anfitriona proponiéndonos hacer comida para llevar de picnic siempre pensando en los más pequeños. Yo he dudado bastante en que preparar ya que suelo salir a mendo con mis niños haciendo pequeñas excursiones de un día. Antes de que mi hijo superara su alergia era impensable no acudir a la comida casera por su seguridad y casi siempre preparábamos nuestra bolsa de picnic. Al final me decidí por un tiernísimo pan de leche de miga esponjosa  con algo de relleno. De los ingredientes que os muestro a continuación salieron dos panes grandes. Uno rellene solo de queso y espolvoree con semillas de sésamo y este en concreto va relleno de beicon y queso. Os dejo con mi receta y si queréis echar un vistazo al resto de participantes en el reto aquí tenéis todas sus propuestas - Qué rico mamá!



Ingredientes:
  • 250ml de leche tibia
  • dos huevos tamaño L (guardaremos una de las yemas)
  • 25g de levadura fresca
  • 50ml de aceite de oliva
  • una cucharita de miel
  • una cucharada de sal
  • 600-700g de harina de fuerza (la cantidad es aproximada)
  • Un poco de leche con aceite y la yema restante para pincelar
  • Beicon y queso cremoso para rellenar
Deshacemos la levadura en la leche tibia junto a la miel. Dejamos reposar así unos minutos. Mientras, tamizamos por dos veces la harina de fuerza apartando una parte para el amasado y le añadimos la sal. En un recipiente alto en el fondo ponemos la harina, hacemos un volcán en el medio y vamos añadiendo la leche con la levadura y miel, el huevo y una clara ligeramente batidos y el aceite. Empezamos a amasar con la ayuda de una cuchara de madera hasta que la masa empiece a ligar. Volcamos en la encimera y comenzamos a amasar hasta conseguir una masa blanda y lisa que dejaremos llevar tapada en un recipiente hondo con papel film hasta doblar su volumen. Os he puesto cantidades de harina aproximadas porque en esta ocasión he  amasado a mano en todo momento por lo tanto la harina será la que la masa adquiera. Es algo que me encanta y con lo que disfruto desde que era tan solo una niña en compañía de mi madre y abuela. Mi hijo muestra una especial atención cada vez que estoy entre harinas y como este reto es más por el que por mi esta vez hemos estado con las manos a la masa juntos. 


Una vez haya crecido lo suficiente la masa la volcamos nuevamente en la encimera, amasamos con cuidado para sacar todas las burbujas de aire acumuladas y hacemos dos bolas. Las dejamos reposar 5min. Antes de trabajarlas de nuevo. Como ya os dije de estas cantidades hice dos panes. Cogemos cada una de las bolas y separamos nuevamente en dos. Estiramos dos de las bolas con la ayuda de un rodillo de cocina espolvoreando con un poco de harina para que no se nos peque en la encimera y les damos forma rectangular. Cubrimos de nuestro relleno - en este caso beicon y queso en lonchas y enrollamos dejando la punta boca abajo. Con el resto de la masa hacemos otros dos rectángulos y con la ayuda de un corta pizzas hacemos tiras iguales. Formamos una red y envolvemos el rollo de masa en ella. Con cuidado recortamos las puntas sobrantes y colocamos en un recipiente alto cubierto de papel de hornear para su segundo levado. Si no queréis hacer la red que cubre el pan solo podéis dejar la primera masa algo más gruesa antes del relleno y una vez levado tendréis un rico pan y tierno pan de leche. Una vez hayan vuelto a doblar su volumen horneamos a 200º sin aire hasta que estén dorados. Dejamos enfriar por completo antes de cortar. El resultado es un pan riquísimo con una excelente miga que gusta tanto a pequeños como a mayores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...