miércoles, 17 de septiembre de 2014

Bizcocho de manzana



Estamos en plena temporada de manzanas y me di cuenta que apenas tengo recetas colgadas de esta fruta. Como en otras ocasiones tengo la suerte de disfrutar de unas ricas manzanas caseras de buenísima calidad. Justo cuando iba a preparar algo con las primeras que habíamos recogido tuvimos unas fuertes tormentas que dejaron gran parte de la huerta de Lleida destrozada. Así es como de repente me encontré con cajas y cajas de manzanas picadas por el granizo. No hay nada que me dé más pena que tener que tirar comida así que antes de dejar que se pase la fruta decidí aprovecharla para el que es para mí uno de los mejores bizcochos con diferencia. Jugoso, esponjoso y de sabor increíble es igual de bueno que fácil y contiene casi un 50% de fruta por lo que podríamos llamar hasta sano. En mi caso he usado casi 1kg de manzana limpia rallada (Fuji en esta ocasión) así que el bizcocho en total pesaba más de 2kg. Por suerte la familia es grande y tuve donde repartir. Os voy a dejar los ingredientes que use yo pero os aviso que es del tamaño de una bandeja de horno grande. Con usar la mitad de ingredientes tendréis de sobras para uno de tamaño normal.



Ingredientes:
  • 7 huevos L
  • 400 gr de azúcar
  • 900g de manzana limpia y rallada
  • 300ml de aceite de girasol
  • Dos sobres de levadura química (polvos de hornear)
  • 200g de harina bizcochona
  • 550g de harina normal
  • Una pizca de canela y jengibre
  • Azúcar glas
Lavamos y pelamos las manzanas. Rayamos la parte comestible de la fruta hasta conseguir unos 900g y reservamos. Mientras, batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema clarita tres veces más grande que la cantidad inicial. Una vez están los huevos con el azúcar montados vamos añadiendo a pequeñas porciones el aceite sin dejar de batir. Añadimos con cuidado la manzana rallada incorporándola con movimientos envolventes. Tamizamos la harina con los polvos de hornear, la canela y una pizca de jengibre y añadimos también a la masa. Seguimos incorporándola con movimientos envolventes hasta su total absorción. Forramos una bandeja de horno grande con papel de hornear (base y laterales) y volcamos la masa. Precalentamos el horno y horneamos durante aproximadamente media hora primero a 180º y a continuación bajando a 150º hasta que se haga por completo sin quemarse. Aún caliente espolvoreamos azúcar glas. Dejamos templar por completo antes de cortar. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...