miércoles, 23 de abril de 2014

Tarta de manzana

                

Hoy es San Jordi. Supongo que la mayoría conocéis la leyenda del caballero que salvo a la princesa del dragón y como su sangre se convirtió en rosas. Hoy no tengo preparado un libro de cuentos mágicos ni tampoco una rosa pero si un pastel de lo más rico que hoy es mi regalo para mi familia - una tarta de manzana muy fácil y rápida. Pronto es el día de la madre así que también sería un buen regalo para endulzar la vida de estas maravillosas madres.

Ingredientes:
  • 100g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g de azúcar
  • Un sobre de azúcar vainillado (o canela)
  • 2 huevos L
  • Un yogur natural
  • 200g de harina bizcochona
  • Dos manzanas rayadas (180g de ralladura limpia)
Para la decoración:
  • Almíbar (200g de azúcar y 200ml de agua)
  • Una manzana roja grande
  • Almendra troceada



































En primer lugar batimos muy bien la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema. A continuación vamos añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir y por último el yogur. Incorporamos la harina tamizada con movimientos envolventes. Rayamos las manzanas peladas y añadimos a la masa. Engrasamos el molde con mantequilla y espolvoreamos harina retirando la que nos sobre. Vertemos la masa y alisamos la superficie. Horneamos en el horno previamente caliente a 180º bajando la temperatura una vez haya empezado a subir el pastel a unos 160º. Para la decoración ponemos a hervir el agua con el azúcar para hacer el almíbar. Laminamos las manzanas (podéis usar un rayador, yo las he cortado con un cuchillo) y las ponemos a hervir en el almíbar. Cocemos unos 5 min o hasta que las láminas de manzana ablanden. Escurrimos y dejamos templar. 
Para decorar el pastel una vez frio vamos formando rosas de las láminas de manzana. Hacemos un pequeño agujero en el pastel y clavamos las flores. Pincelamos el resto de pastel con el almíbar que nos ha sobrado de las manzanas y espolvoreamos almendra picada. Volvemos a poner el pastel en el horno y gratinamos durante un par de minutos o hasta que estén doradas las almendras. Dejamos enfriar de nuevo y desmoldamos. El resultado es un bizcocho húmedo con delicioso sabor a manzana. 
Mas fotos y publicaciones en Facebook

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...