jueves, 26 de septiembre de 2013

Parisinas sin huevo

No me preguntéis porque llamo estos bollos así porque no lo sé ni yo. He visto dos recetas extranjeras donde estos bollos iban rellenos de una crema a la que creo deben su nombre. Al final para no poner "bollos tiernos rellenos de mermelada" deje la cosa en Parisinas sin más. Y no sé por qué os cuento todo esto antes de decir os los mas importante -están impresionantes!!! No he probado cosa más buena, tierna y fina. Ni pan de leche, ni bollicaos - esto es una autentica delicia. Esto sí, tendré que hacerlas poco ya que no han durado ni 24 horas. Os dejo la receta y las cantidades para 8 bollos grandes.

Ingredientes:

  • Una pastilla de levadura fresca
  • 250ml de leche tibia
  • 100gr de azúcar
  • 100gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • Aproximadamente 500g de harina de fuerza
  • Esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glas para espolvorear
  • Mermelada a gusto para el relleno

El secreto de estos bollitos es el levado. Es verdad que piden su tiempo pero el resultado es tan gratificante que vale la pena sacrificar una tarde. Pronto empezaran las lluvias así que,  qué mejor que poner manos a la harina.
Deshacemos la levadura en el azúcar y la leche tibia. A continuación añadimos mantequilla y la esencia de vainilla y removemos bien. Por último vamos incorporando la harina nunca de golpe sino añadiendo a poquitos lo que la masa nos pide. Junto a la harina podemos incorporar la pizca de sal ya que no es aconsejable que entre en contacto directo con la levadura. Amasamos con la cantidad necesaria una masa blanda pero manejable que no se nos pegue siempre vigilando de no pasarnos con la harina. Boleamos y dejamos reposar en un bol grande tapado con gorrito de ducha y dejamos hasta que doble su volumen. Una vez la masa haya crecido el doble la sacamos del bol y la volvemos a amasar hasta quitarle todo el aire pero con cuidado. Volvemos a bolear y la volvemos a dejar para un segundo levado. Esta vez incluso la deje que doble el volumen y algo más. La amasamos de nuevo, hacemos 8 bolas de igual tamaño y dejamos reposar 5min. Estiramos cada bola en forma elíptica, ponemos una cucharada de mermelada en la punta, tapamos y cortamos en tiras el resto de masa. Os dejo una foto que os será más útil para el montaje. Cerramos el bollito del todo y dejamos sobre papel vegetal en la bandeja del horno. Cuando tengamos todos los bollitos volvemos a dejar para un último levado. Si que se pierde tiempo entre una cosa u otra pero yo mientras me organice para hacer unas galletas y así aproveche el horno como dice una amiga mía. Precalentamos el horno a 170 grados y horneamos hasta que estén algo doradas. No hay que hacerlos demasiado así que estar atentos que se hacen rápido. Una vez fríos espolvorear con azúcar glas. Esto de una vez fríos... En mi casa es muy difícil pero es como más ricos están. Quedo uno para el día siguiente que no había tapado y estaba blandito así que se pueden hacer perfectamente de un día para otro. Algo si pierden pero están tan ricos que nadie se quejara, asegurado. Espero que os gusten y que os animéis a probarlos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...