miércoles, 1 de mayo de 2013

Tarta de galletas clasica





















Os gustan los postres sencillos, los sabores de toda la vida? Bien pues hoy os traigo mi versión de la tarta clásica de galletas. Es rápida de hacer y el resultado es increíble así que os animo a que la probéis. Vamos a recordar esta tarta de nuestra infancia

Ingredientes:
  • Dos paquetes de galletas hojaldradas (he usado las de la marca Guillon, en Lidl la marca Opey también es segura y hay rectangulares que son más cómodas de colocar)
  • Un sobre de pudding sabor Vainilla (lo venden el Lidl, hay también de sabor chocolate pero es de vainilla es muchísimo mejor)
  • Algo más de un litro de leche
  • Un vaso de azúcar
  • Chocolate de cobertura (una tableta de 250gr)
  • 250ml de nata para montar
  • 50gr de mantequilla

Yo la suelo hacer en moldes que luego puedes retirar el lateral y decorar por comodidad pero una fuente de vidrio o cualquier otro recipiente un poco alto nos podría servir. Abrimos los paquetes de galletas y preparamos un bol con leche. Hacemos la crema pudding siguiendo las instrucciones, yo os haré un resumen: ponemos a calentar unos 800ml de leche (siempre pongo mas para que quede más cremoso) con el azúcar hasta hervir. Justo antes de empezar a hervir añadiremos el pudding diluido en medio vaso de leche MUY fría. Vamos añadiendo poquito a poco sin parar de remover. Es muy importante diluir bien el almidón y no parar de remover para que no nos queden grumos. En un par de minutos podemos retirar del fuego. Vamos mojando las galletas en la leche durante 3-4seg y montamos la primera capa, cubrimos de crema pudding y volvemos a poner otra capa de galletas. Así hasta acabar los dos ingredientes. Dejamos enfriar un poquito mientras hacemos la cobertura.

Ponemos la nata a calentar en el fuego junto a la mantequilla y en un bol troceamos el chocolate. Cuando la nata esté a punto de hervir vertemos encima del chocolate y empezamos a remover hasta que esté totalmente diluido. Hay que tener paciencia porque pide su tiempo pero luego queda una cobertura perfecta y cremosa. Se puede hacer con bastante menos nata pero entonces el chocolate queda más duro y el resultado no es el mismo. Cubrimos nuestra tarta aun en el molde y dejamos en el frigorífico hasta que esté totalmente fría. Una vez ha reposado pasamos un cuchillo por los bordes y abrimos el molde. Decoramos a gusto. Es mejor hacerla un día para otro. Puede estar varios días en la nevera y cuanto más tiempo - mejor porque la galleta se empapa de la crema.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...